Compraban carne de caballo y burro y se la vendían al PAE-Santander

Carne

Mediante varios twits, la Fiscalía General de La Nación dio a conocer el hecho mediante el cual un individuo compraba carne de caballo y burro en la costa atlántica y se la vendía al PAE que iba destinado a varios municipios del Departamento de Santander.

La carne de caballo y burro era inyectada y empacada al vacío

El órgano de control descubrió que uno de los proveedores del Programa Alimentario Escolar (PAE), en Santander, identificado como Fernando Trujillo Gómez, a quien la Fiscalía también da a conocer como alias de El Padrino o El Gemelo, fue el artífice de la estafa.

Mediante documentación falsa –dice la Fiscalía–, este ciudadano, estafaba al PAE Santander. Adquiría carne de caballo y burro en la costa atlántica y la trasladaba a Bucaramanga. Ordenaba que le inyectaran químicos con dos objetivos: Ayudar en el proceso de coloración de la carne para hacerla pasar como carne bovina y para que contribuyera al proceso de ablandamiento. Una vez cumplidos estos procesos, el producto era comercializado como carne de res y consumido por los estudiantes del departamento.

La estafa no es nueva  

El proceso investigativo que adelantó la Fiscalía determinó que la estafa de Trujillo Gómez y sus cómplices al PAE no es reciente, ni siquiera del año 2020. Desde el año 2018 el acusado venía estafando al PAE con la carne de caballo y burro procedente de la costa.

El responsable de la estafa tiene medida de aseguramiento

Incluso, el órgano investigativo pudo comprobar que compraban caballos y burros ya muertos y los trasladaban hasta la capital de Santander con guías de movilización faltas.

Ya en Bucaramanga, la carne era inyectada con los productos químicos y la envasaban al vacío para comercializarla a través de empresas dedicadas a esta actividad. Este negocio les representaba a los estafadores ingresos por más de 500 millones de pesos, porque comercializaban entre 2.000 y 2.500 kilogramos de carne semanalmente.   

Acusación

Una vez que la Fiscalía culminó el proceso de consecución de pruebas, procedió a judicializar a Trujillo Gómez por los delitos de corrupción de alimentos, fraude procesal y falsificación de documentos. Le fue dictada medida de aseguramiento en recinto carcelario.

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?