La UIS diseña prótesis a la medida y gana un premio entre 78 participantes

| |

Este proyecto fue uno de los tres ganadores seleccionados entre 78 propuestas de 13 departamentos del país.

Las personas amputadas pueden ahora disfrutar de prótesis a la medida

Cumplir el sueño de muchos colombianos que anhelan volver a caminar usando una prótesis cómoda que les brinde calidad de vida y estabilidad, fue una de las grandes motivaciones de un grupo de profesores y profesionales de la Universidad Industrial de Santander-UIS para trabajar en una nueva propuesta de investigación que permitiera el diseño de una prótesis a la medida para personas con amputación transfemoral.

 El proyecto que se ha desarrollado en el Laboratorio de Tecnologías de Manufactura Digital y Aditiva de la Escuela de Diseño Industrial de la UIS, fue destacado como uno de los tres grandes ganadores de la Primera Feria del Conocimiento y Rueda de Innovación: Hacia la Independencia Tecnológica de Colombia, promovida por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación – MinCiencias.

Esta iniciativa se basa en la fabricación de socket personalizados o a la medida del miembro amputado, proponiendo un proceso alternativo de fabricación a través del uso de la tecnología que cambie el método artesanal actual.  Comparado con la técnica tradicional, esta invención no solo logra la adaptabilidad a los cambios del volumen del muñón, sino que además permite obtener un producto utilizando tecnologías low cost, integrando la toma de datos a través de scanner 3D, diseño y modelado desde un software CAD, y manufactura híbrida con impresión 3D y refuerzos con fibras de carbono.

 El socket es el componente más importante en las prótesis de miembro inferior, ya que permite la unión entre el muñón o miembro residual y los demás componentes (piezas estandarizadas) de la prótesis.

Con este nuevo diseño se busca brindar calidad de vida y facilitar el proceso de adaptación por el que tienen que pasar las personas con amputación transfemoral (arriba de la rodilla), quienes generalmente sufren cambios físicos en el volumen y tamaño del muñón o extremo del miembro amputado, los cuales provocan incomodidad y desgaste al usar una prótesis. Los sockets fabricados mediante la técnica tradicional no se adaptan a los cambios del volumen del muñón.

 Este nuevo diseño de socket incluye una ranura vertical que puede abrirse o cerrarse gradualmente por medio de un mecanismo de cierre que permite ajustar la prótesis gradualmente de acuerdo con los posibles cambios que pueden darse en la extremidad, los cuales se dan generalmente producto de los estilos de vida, la humedad, entre otros. Esta invención recibió patente nacional en el 2020 por la Superintendencia de Industria y Comercio-SIC.

¿Quiénes son los inventores?

 Este es el resultado del esfuerzo y trabajo de los profesores de la Escuela de Diseño Industrial Clara Isabel López, Luis Eduardo Bautista, Javier Mauricio Martínez y los diseñadores y egresados UIS, Jesús Alexis Machuca, Andrea Patricia Murillo y Duván Fonseca Abril, integrantes del Grupo de Investigación INTERFAZ.

Un equipo interdisciplinario llevó a cabo este trabajo que ya está patentado

 Posteriormente, mediante la unión de un equipo interdisciplinar se configuró un proyecto financiado por Colciencias, hoy Minciencias, denominado raíz 8583, en el que se vincularon la profesora de la Escuela de Trabajo Social, Ruth Zárate Rueda y la trabajadora social Catalina Ortega, integrantes del grupo de investigación INNOTEC.

También su sumaron las profesoras de la Escuela de Fisioterapia Aminta Casas y Claudia Patricia Serrano del grupo de investigación MAV, y el profesor de la Escuela de Medicina, José Luis Osma Rueda, director del grupo de investigación GRICES. 

Integración de tecnologías

Según sus inventores, esta integración de tecnologías de fabricación digital permite ofrecer un producto que pueda estar al alcance de las personas de escasos recursos. Gracias a esta aplicación, el personal técnico podrá llegar a los lugares de residencia de los pacientes, muchos de ellos ubicados en zonas rurales y de difícil acceso, para realizar un escaneo 3D del muñón y tomar las medidas necesarias que permitan fabricar el socket. De esta manera, el paciente no tendrá que movilizarse hasta un centro de salud para recibir la atención necesaria.

Su impacto social

 A nivel nacional se estima que la población de amputados se encuentra entre 200 a 300 personas por cada 100.000 habitantes, siendo una cantidad considerable de personas que requieren de este tipo de dispositivos médicos.

A este dato se suma el hecho que casi el 100% de los amputados experimentan incomodidad cuando viven la experiencia de usar una prótesis. Dentro de la población afectada, en el proyecto de MinCiencias se abordó el grupo de personas que han sido víctimas de la violencia por minas antipersonal.

En este caso, se logró determinar que las víctimas en situación de discapacidad adicionalmente tienen una situación que los revictimiza porque son de escasos recursos y generalmente habitan en zonas rurales donde difícilmente pueden acceder a un centro médico para recibir asistencia médica y psicológica.

 Además de crear una prótesis adaptada a la medida capaz de ofrecer comodidad y calidad de vida, este proyecto tiene un componente social desde el que se busca garantizar la rehabilitación y el acompañamiento integral a las personas y sus familias durante sus procesos de aceptación del duelo, preparación física y la adherencia a los hábitos saludables.

 Apoyo de Minciencias

“Gracias al proyecto de investigación del Minciencias se obtuvo el apoyo para el diseño del modelo de innovación social en el que se realizó un piloto conformado por brigadas realizadas en la sede UIS Socorro, identificado por el equipo como lugar central para facilitar el servicio a los participantes provenientes de Landázuri, Curití, Galán y Carmen del Chucurí.

A través de este estudio piloto demostramos que sí era posible flexibilizar el modelo de servicio. El modelo de innovación se articuló con la estrategia Rehabilitación Basada en Comunidad (RBC) que surgió después de identificar varios factores como la falta de centros médicos en zonas rurales, la dificultad para acceder al sistema de salud, los bajos recursos económicos, la etapa de duelo, la negación a utilizar prótesis, negación a su condición, entre otros”, agregó la profesora Clara Isabel López.

Los ganadores en la Feria del Conocimiento

 De los 78 proyectos de investigación que participaron en el evento nacional, este proyecto UIS fue seleccionado entre las 7 mejores con un alto potencial de comercialización.

Según el MinCiencias, los 7 proyectos participaron en un pitch donde jurados nacionales e internacionales seleccionaron a los 3 mejores. Además de la UIS, las otras dos instituciones ganadoras son la Universidad Javeriana de Cali y la Universidad EAFIT. Los proyectos recibirán acompañamiento en el alistamiento de su tecnología y desarrollo comercial.

 Para uno de los evaluadores, Hipólito Escalona, managing partner del Fondo de inversiones New Génesis de Chile, el proyecto UIS llama la atención principalmente porque tiene el respaldo de un equipo de especialistas de diferentes áreas que pueden ver y complementar el producto desde varios puntos de vista.

“Hemos visto prótesis que no son agradables para las personas que lamentablemente requieren usar de ellas y este proyecto muestra que puede generar un producto que se adapte a la necesidad del cliente, y esto es clave para un negocio. Si el producto o un servicio resuelve las necesidades muchas veces complejas y multiculturales de un grupo de usuarios puede tener un potencial de escalar y ser un éxito comercial”.

¿Qué es la Feria del Conocimiento y Rueda de Innovación?

 Según el MinCiencias, la Feria del Conocimiento y Rueda de Innovación: Hacia la Independencia Tecnológica de Colombia, finalizó con éxito logrando la participación de 78 grupos de investigación de 13 departamentos del país.

 El escenario que hizo parte de la agenda de la 2da Semana Internacional de la Ciencia, Tecnología e Innovación propiciada por la Gobernación del Valle del Cauca, logró generar conexiones entre investigadores con inversionistas y empresarios para llevar al mercado los desarrollos con sello colombiano.

Durante 10 días los grupos de investigación dieron visibilidad a los productos relacionados con reactivos, insumos, métodos, servicios o tecnologías que dan respuestas a retos de salud, incluyendo aquellos evidenciados por la pandemia del SARS-CoV-2/COVID-19.

 La UIS tuvo una activa participación con proyectos como el de diagnóstico del COVID-19 e Influenza A H1N1 por RT – PCR y el sistema para la interpretación de imágenes de rayos X y CT’s – DeepSARS, ganadores de la convocatoria nacional Mincienciatón. También estuvieron presentes otras iniciativas UIS como la de ‘Servicio de pre-planeación quirúrgica implementados dispositivos médicos en casos de alta complejidad donde se requiere desarrollos para pacientes específicos’ y ‘Óxido de grafeno para la remoción de radionucleidos naturales en aguas provenientes del fracturamiento hidráulico’.

 Para la ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación, Mabel Gisela Torres Torres, este escenario permite la integridad de actores. “Desde la entidad es importante promover desarrollos y demostrar que tenemos las capacidades en Colombia, estamos orgullosos de ver los proyectos nacionales y continuaremos con el compromiso de promover escenarios que lleven a otra escala el talento”, manifestó Mabel Torres. (Prensa/Comunicaciones UIS)

Previous

Piedecuesta lidera la vacunación contra el Covid en el área metropolitana

Aumenta la ocupación UCI en el área metropolitana: 69,34%

Next

Deja un comentario