EEUU aportará 3.000 millones USD al Fondo Verde para el Clima

Kamala

***Si se cumple la promesa, Estados Unidos se convertiría en el mayor contribuyente al fondo en términos absolutos, con 6.000 millones de dólares.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, anunció este sábado desde la COP28 de Dubái una contribución de 3.000 millones de dólares al Fondo Verde para el Clima, el primer compromiso de este tipo por parte de Washington desde 2014.

“Tengo el orgullo de anunciar un nuevo compromiso de 3.000 millones de dólares al Fondo Verde para el Clima (GCF, por sus siglas en inglés), que ayudará a los países en desarrollo a invertir en resiliencia, energías limpias y soluciones basadas en la naturaleza”, declaró Kamala Harris, que viajó a la cita climática de la ONU en Emiratos Árabes Unidos en lugar del presidente Joe Biden.

El GCF, creado por iniciativa de la ONU en 2010, canaliza las subvenciones y préstamos para proyectos de adaptación y mitigación frente al cambio climático, principalmente en África, la región de Asia-Pacífico, América Latina y el Caribe.

La última contribución estadounidense al fondo se realizó bajo el mandato del entonces presidente Barack Obama, que comprometió 3.000 millones de dólares en 2014.

El anuncio de Harris se produce después de que Estados Unidos descartara aumentar su cuota en este fondo a principios de octubre, invocando problemas presupuestarios.

Antes de esta noticia, 13.500 millones de dólares habían sido prometidos al GCF.

Aunque esté sujeto a la delicada aprobación del Congreso estadounidense, este compromiso es una señal muy esperada de cara a aliviar las tensiones en torno a la financiación internacional, uno de los temas principales en las negociaciones de la ONU sobre la lucha contra el cambio climático.

Si se cumple la promesa, Estados Unidos se convertiría en el mayor contribuyente al fondo en términos absolutos, con 6.000 millones de dólares. Pero Reino Unido (5.100 millones de dólares, según la onegé Natural Resources Defense Council, NRDC), Alemania (4.900 millones) y Francia (4.600 millones) contribuyen mucho más, en proporción a su población.

Los países en desarrollo, menos responsables del cambio climático, buscan el apoyo de naciones contaminantes más ricas para adaptarse a las consecuencias, cada vez más feroces y costosas, de los fenómenos meteorológicos extremos, y para su transición a fuentes de energía más limpias.

Los países desarrollados se comprometieron a entregar, cada año a partir de 2020, 100.000 millones de dólares de financiamiento climático a las naciones más pobres, una meta que han incumplido desde entonces. El GCF forma parte de ese compromiso.

Vía Caracol Radio

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?